Personalidad “Aventurero”

(ISFP-A / ISFP-T)

“Cambio durante el curso de un día. Me despierto y soy una persona, y cuando me voy a dormir sé con certeza que soy otra persona.”

Bob Dylan

Los individuos con personalidad de Aventurero son verdaderos artistas, pero no necesariamente en el sentido típico, como cuando nos referimos a los que pintan cuadros. Sin embargo, con frecuencia, son muy capaces de eso. Más bien utilizan la estética, el diseño e incluso sus elecciones y acciones para sacar el máximo partido de las convenciones sociales. Los Aventureros disfrutan de alterar las expectativas tradicionales con experimentos en belleza y comportamiento; es probable que en más de una ocasión hayan dicho la frase: “¡no me encasilléis!”

Personalidad “Aventurero” (ISFP-A / ISFP-T)

Felices de ser lo que son

Los que tienen personalidad de Aventurero viven en un mundo variopinto, sensual, inspirados en las relaciones con las personas y las ideas. Las personalidades Aventureras disfrutan reinterpretando estas conexiones, reinventando y experimentando con ellos mismos y con nuevas perspectivas. Ninguna otra personalidad explora y experimenta más de este forma. Esto crea una sensación de espontaneidad y hace que los Aventureros parezcan impredecibles, incluso para sus amigos cercanos y seres queridos.

A pesar de todo esto, los Aventureros son claramente Introvertidos y sorprenden a sus amigos aún más cuando dejan de ser el centro de atención para ser ellos mismos y recargar energía. Sin embargo, el hecho de que estén solos no significa que las personas con personalidad de Aventurero se sientan y no hacen nada; aprovechan el momento para la introspección, evaluación y reevaluación de sus principios. En lugar de vivir en el pasado o en el futuro, los individuos con personalidad Aventurera dedican tiempo a pensar en cuál es su identidad. Regresan de su claustro, transformados.

Los Aventureros viven para encontrar formas de impulsar sus pasiones. Los comportamientos de riesgo como las apuestas y los deportes extremos son más comunes en este tipo de personalidad que en otros. Afortunadamente, su sintonía con el momento y su entorno les permite hacerlo mejor que la mayoría. Los Aventureros también disfrutan relacionándose con los demás y poseen un cierto e irresistible encanto.

Los ventureros siempre saben cuál es el cumplido o elogio que ablanda ese corazón que está a punto de decir que sus riesgos son irresponsables o imprudentes.

Sin embargo, si la crítica se produce, puede terminar mal. Algunos Aventureros pueden controlar una crítica dicha con amabilidad y valorarla como otro punto de vista que les sirve de ayuda para llevar sus pasiones hacia nuevas direcciones. Pero si los comentarios son más mordaces y menos maduros, los que tienen la personalidad de Aventurero pueden perder los estribos de una manera espectacular.

Los Aventureros son sensibles a los sentimientos de los demás y valoran la armonía. Cuando se enfrentan a una crítica, puede ser un desafío para las personas con esta personalidad alejarse de la situación durante un tiempo suficiente para no quedar atrapados en la tensión del momento. Pero vivir el momento va en ambos sentidos, y una vez que las emociones más impetuosas de un argumento se enfrían, los Aventureros generalmente pueden decir “lo pasado, pasado está” y seguir adelante como si nada hubiera ocurrido.

Hay significado en cada expresión de la vida

El mayor desafío al que se enfrentan los Aventureros es planificar el futuro. Encontrar ideales constructivos en los que basar sus objetivos y trabajar en las metas que crean principios positivos no es tarea fácil. A diferencia de otros tipos de personalidades, los Aventureros no planifican su futuro en términos de activos y jubilación. Además, planifican acciones y conductas como contribuciones a un sentido de identidad y construyen un portafolio de experiencias, no de activos.

Si estos objetivos y principios son nobles, los Aventureros pueden actuar con una generosidad y abnegación increíbles, pero también puede ocurrir que las personas con personalidad Aventurera establezcan una identidad más centrada en sí mismas y actúen con egoísmo, manipulación e interés. Es importante que los Aventureros recuerden que deben actuar para convertirse en la persona que quieren ser. Desarrollar y mantener un nuevo hábito no sucede de forma natural, pero dedicar tiempo cada día a comprender sus motivaciones permite a los Aventureros utilizar sus puntos fuertes para perseguir lo que quieren.

Aventureros famosos

¿Quieres aprender más?