Personalidad “Comandante”

(ENTJ-A / ENTJ-T)

“Tu tiempo es limitado, así que no lo malgastes viviendo la vida de otra persona. No te dejes atrapar por el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que el ruido de las opiniones de los demás silencien tu propia voz interior. Y lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dice tu corazón y tu intuición. De algún modo, ellos ya saben lo que quieres llegar a ser. Todo lo demás es secundario.”

Steve Jobs

Los Comandantes son líderes natos. Las personas con este tipo de personalidad poseen el don del carisma y la confianza personal, y proyectan su autoridad logrando que todo el mundo se una en la búsqueda de un objetivo común. Pero a diferencia de su contraparte, los sentimentales, los Comandantes se caracterizan por un nivel de racionalidad a menudo despiadada; utilizan su energía, determinación e inteligencia para lograr cualquier objetivo que se hayan marcado conseguir. Tal vez lo mejor es que tan solo representan el tres por ciento de la población, para que de esta manera no avasallen a los tipos de personalidad más tímidos y sensibles, que conforman la mayor parte del resto del mundo. Pero tenemos que dar las gracias a muchos Comandantes por muchas de las empresas e instituciones que vemos cada día y que damos por hecho que siempre han existido.

La felicidad se encuentra en la alegría de conseguir metas

Si hay algo que los Comandantes desean es un reto, grande o pequeño, ya que creen firmemente que con el tiempo y los recursos suficientes pueden conseguir cualquier meta. Esta cualidad hace que las personas con personalidad de Comandante se conviertan en empresarios brillantes, y que su capacidad de pensar estratégicamente y de mantener un enfoque a largo plazo durante la ejecución de cada paso de sus planes con determinación y precisión, los convierte en líderes empresarios muy importantes. Esta determinación es a menudo una profecía autorrealizada, ya que los Comandantes intentan conseguir sus objetivos por pura fuerza de voluntad mientras que otros podrían darse por vencidos y dedicarse a otra cosa, y sus habilidades sociales hacen que el resto de la gente los sigan fielmente y logren resultados espectaculares en el proceso.

Personalidad “Comandante” (ENTJ-A / ENTJ-T)

En la mesa de negociación, ya sea en un entorno corporativo o en la compra de un coche, los Comandantes son dominantes e implacables. Esto no se debe a que sean personas frías o despiadadas de por sí, sino a que los individuos con personalidad de Comandante realmente disfrutan con los desafíos, la batalla del ingenio, la interesante conversación que surge en ese entorno y, si la otra parte no puede continuar, eso no es motivo para que los Comandantes cesen en su empeño de conseguir su objetivo fundamental: la victoria final.

La idea subyacente que recorre la mente de un Comandante podría ser algo así como: “No me importa si me llaman c****n insensible , siempre y cuando siga siendo un c****n eficiente”.

Si hay alguien a quien los Comandantes respetan es a la persona que es capaz de enfrentarse a ellos intelectualmente, que es capaz de actuar con una precisión y una calidad igual a la suya. Los individuos con personalidad de Comandante tienen una habilidad especial a la hora de identificar los talentos de los demás, y esto ayuda tanto en sus esfuerzos para formar equipos (ya que nadie, no importa lo talentoso que sea, puede hacer todo por sí mismo) como en la tarea de evitar que los Comandantes demuestren demasiada arrogancia y condescendencia . Sin embargo, también tienen una habilidad particular en señalar los fracasos de los demás de una manera fría e insensible, y aquí es donde los Comandantes realmente empiezan a tener problemas.

El desarrollo de la ciencia de las relaciones humanas

La expresión emocional no es el punto fuerte de ningún tipo de personalidad en el grupo de los Analistas, pero debido a su carácter social, la distancia con la que los Comandantes se separan de sus emociones es especialmente conocida públicamente, y la padecen de forma directa un gran número de personas. Especialmente en un entorno profesional, los Comandantes simplemente no toleran a las personas que consideran ineficientes, incompetentes o vagos. Para los individuos con personalidad de Comandante, las manifestaciones emocionales son muestras de debilidad, por lo que es fácil hacer enemigos con este enfoque: los Comandantes harán bien en recordar que dependen totalmente de tener un equipo apto, no solo para lograr sus objetivos sino también para sentirse legitimados y sentir que los miembros del equipo están dispuestos a comunicar sus opiniones, algo a lo que los Comandantes son, curiosamente, muy sensibles.

Los Comandantes son realmente poderosos y cultivan la imagen de ser lo más importante del universo, y en muchas ocasiones lo son. Las personas con este tipo de personalidad también tienen que recordar que su prestigio no proviene únicamente de sus propias acciones sino del trabajo del equipo que les sostiene, y que es importante reconocer las contribuciones, talentos y necesidades, especialmente desde una perspectiva emocional, de sus redes de apoyo. Si los individuos con personalidad de Comandante son capaces de combinar un enfoque emocionalmente aceptable junto con sus fortalezas, aun cuando tengan que adoptar una mentalidad de “fingir hasta lograrlo”, serán recompensados con relaciones profundas y satisfactorias y con todas las desafiantes victorias que puedan manejar.

Comandantes famosos

¿Quieres aprender más?